Qué es?

La Arquitectura Bio-Climática es una arquitectura capaz de auto-regularse por sí misma grácias a su diseño, sin necesidad de artefactos tecnológicos.

ENERGIA GLOBAL

Según estudios de la IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energia), el 41% del gasto energético de Europa proviene del consumo que generan los edificios frente al 33% que genera el trasporte y el 26% la industria, a los cuales se suele responsabilizar de las emisiones de CO2 y del cambio climático.

Estos resultados resaltan substancialmente la necesidad de un cambio conceptual en la manera de proyectar y construir los edificios que habitamos, desarrollando nuevas técnicas de diseño que ayuden a reducir drásticamente el gasto energético y las emisiones generadas, tanto en el proceso constructivo como en la vida útil de edificio.

Gasto energético europeo

construcción 41%
transporte 33%
industria 26%

DEMANDA ENERGÉTICA

La demanda energética es la cantidad de enérgia utilizada en una vivienda para su funcionamiento. Los diferentes estudios realizados al respecto concluyen que la demanda para acondicionar una casa climáticamente (calefacción y refrigeración) són responsables de casi la mitad de los gastos en energía reflejados en nuestras facturas.
La mala calidad proyectual y constructiva en nuestro país, fruto de una especulación descontrolada, es responsable de que se pierdan dos tercios de este gasto energético en calefacción y refrigeración de los hogares debido a la falta de rigor de diseño y el deficiente aislamiento.

Así pues, es necesario que los espacios que habitamos sean capaces de generar el confort por sí solos, mediante diseños eficaces para cada situación geográfica, aprovechando al máximo las fuentes de energia naturales que nos rodean (geotermica y astrológica) y disminuyendo la depencia de artefactos artificiales.

Se trata de generar una arquitectura capaz de responder a las necesidades del usuario sín por ello perjudicar a las generaciones futuras, mediante construcciones de alta eficiencia energética, con capacidad de almacenar en sí mismas la energia para que el rendimiento sea máximo, interaccionando con el ecosistema y generando un ciclo de vida cerrado.

Vivienda media española

Climatización + refrigeración 48%
agua caliente sanitária 21%
electrodomésticos 13%
iluminación 10%
cocina 8%

Confort higrotérmico

El ser humano es una maquina que se autoregula térmicamente mediante sistemas de interacción con el entorno para lograr un confort térmico, logrando que nuestro cuerpo se mantenga a una temperatura óptima para nuestro desarrollo. Disponemos de cinco sistemas de interacción que en mayor o menor proporción nos ayudan a realizar este intercambio energético: Radiación (45%), Convección (35%), Sudoración (7%), Contacto directo (7%), Respiración (7%).

Los sistemas de sudoración, contacto directo y respiración són procesos menores, la convección se realiza en la epidermis en contacto con el aire pero la radiación, el sistema más importante y que genera más confort térmico, atañe a energia que absorbemos y liberamos del entorno que habitamos, y en la cual la arquitectura que nos rodea es fundamental.

De media, el ser humano está un 80% del tiempo en espacios interiores, por lo tanto nuestro entorno tiene que ser capaz darnos y recibir este flujo energético aprovechandolo al máximo, generando una temperatura idónea.

Interacciones térmicas

radiación 45%
convección 35%
sudoración 7%
contacto directo 7%
respiración 7%